Con el lobo, lobito,
con el lobito van.
Marchan los tres cerditos
hacia el Portal.

Con el lobo, lobito,
con el lobo también.
Marchan los tres cerditos
hacia Belén.

—¿Te has salido del cuento,
lobo, lobito?
¿No soplas en las casas
de los cerditos?

—No quiero destruirlas.
Deben tenerlas,
que está mal el problema
de la vivienda.

Ahora somos amigos.
Firmé la paz
y celebramos juntos
la Navidad.

Ana Mª Romero Yebra

 

 

Anuncios