Aunque se pierdan otras cosas a lo largo de los años,
mantengamos el encanto de la Navidad…
Regresemos  a nuestra fe infantil.

Anuncios