Lo que pasa en cualquier parte del mundo
pasa también en cualquier rincón
de mi casa.

Puedo escuchar en el jardín un pájaro
que ahora canta entre las ramas de un baobab,
en África.

La lluvia que dibuja pequeñas venas transparentes
en el cristal de mi ventana,
es la misma que cae sobre un lejano suburbio
con techos de hojalata.

Las huellas de barro junto a la puerta
no son mías.
En algún lugar, después de mucho tiempo,
un soldado ha vuelto a casa.

Pase lo que pase en cualquier parte,
está pasando también sobre esta página.

Juan Carlos Martín Ramos

Anuncios